Uncategorized

Relatos gay sin tabues

Relatos Eroticos. Porno ube gay maure. Relato erotico gay por una consola de 64 seguaçnda parte Vez, la mejor experiencia en clases, hola!

Estoy viviendo la segunda etapa de mi vida si mi primera etapa ya paso tuve un hijo y una hija a mis 18 años nacio el varon y la niña a los veinte. Quien sabe, igual encuentras algo interesante. Preguntó en un susurro, casi sin voz.

Gays - Relatos de Sexo y Relatos Eroticos xxx

Leer Relato Erótico Categorías: Luego de que Víctor me diera mi ración de verga y de leche, se aparecieron en su casa gay tube litells boys dos amigos suyos, también activos, con ganas de montar una orgía con un pasivo aguantador. Soy bisexual, pero con un morbo con los hombres, en la adolescencia uno esta descubriendo todo y pues entre juegos se llega a muchas leer Relato Erótico Categorías: AngelRuiz, Fuente: Me fue llevando por la mano, hasta donde había un barco. Anónimo, fecha: Hoy, john II shaytanito Lect. El amigo de mi tío. Relatos Eróticos Categorías: Alguna vez recibí la solicitud de amistad de un morrito por feisbuk.

Tan solo quedaban dos de mis mejores amigos por conocer en "profundidad". Mauricio era otro fichaje de Marina, como leer Relato Erótico Categorías: Alvaro-L-de-H, Fuente: Nunca imaginé, que el monitor del gim fuera tan vicioso y guarrillo, por que de mi amigo Luis me lo esperaba todo, pero con Alfredo que quedé con.

Les contare algunos de los mejores momentos que he tenido con mis alumnos. Relatos de como le doy placer a mis alumnos de primaria y secundaria. Este es mi primer relato, primero me presento: Avía uno de muy baja estatura que me vio a lo lejos y me sonrió con una mirada muy tímida, me acaricie la verga y le sonreí, el solo me veía de vez en cuando, disimulando para que nadie se diera cuenta. Cuando se fueron todos yo me quedé viendo al chico y el no me quitaba los ojos de encima, el chico era de piel blanquita, delgadito y de estatura baja, cabello cortito y castaño, usaba un short coral muy chico y ajustado que resaltaba muy bien sus pequeñas pero paraditas y bien redonditas nalgas, una playera sin mangas casi transparente gris y usaba sandalias.

Su nombre es Javier pero todos le dicen Javi y tenia 11 años. Lo vi darse la vuelta para su calle sin dejar de mirarme a lo lejos, me esperé por unos segundos y de inmediato re apareció algo agitado, se ve que había corrido. Bajé de inmediato sin pensar en nada, y abrí la puerta, el estaba ahí contando las monedas bajo la sombra del arbol, afuera hacia mucho calor, lo saludé. D- Hola J- hola con una sonrisa tímida D- Que haces? D- Si verdad al verlo a los ojos el bajaba la mirada J. J- Mmm.

El no opuso ninguna resistencia, de echo se rió. Nos quedamos viendo el uno al otro, me excitaba mucho su estatura pues no me llegaba ni al pecho. Me arrodillé para estar a su altura y me acerqué poco a poco a su rostro, el temblaba pero no se oponía a nada, fue entonces que le cerré los ojos y lo besé, fue hermoso a pesar de que era obvio que no sabia hacerlo, jugué con su lengua, le metí mi lengua hasta donde pude y embarré mi rostro en el suyo, tan suave y chapeado por el sol.

Le saqué la verguita y la tenia dura y paradita, no era grande, era blanquita con la puta rosadita, olia riquísimo y todo lampiño, de inmediato me la metí en la boca, se la mamé por un rato hasta que ya no podía dejar de gemir de placer, esa voz era hermosa. Me levanté y le dije que ahora le tocaba a el, se bajó de la cama, tenia cara de asustado pero feliz, me bajé el short y saltó mi enorme verga de 23 cm, muy gruesa, cabezona y venuda.

Javi se asustó, pero de inmediato me senté en la orilla de la cama y lo volví a besar acariciando su cuerpesito delgado, con mis enormes manos acariciaba sus nalguitas y las pellizcaba, le di algunas nalgaditas y le acaricié el hoyito con mis dedos, traté de meterlos pero estaba demasiado apretado y se quejó. Lo tomé de la cabeza con mis dos manos y de tanto placer, comencé a follarle muy duro la boca. El se ahogaba y la dejaba de mamar, tomaba aire y otra vez, le pasaba la lengua como si fuera una paleta, yo lo tomaba con fuerza de vez en cuando, lo soltaba cada vez que se ahogaba, le dije que me viera mientras me la mamaba, me encantaba su rostro, con los ojos llenos de lagrimas, sus labios rosaditos se comían mi enorme paquete.

Una noche en la intimidad y mientras teníamos relaciones sexuales, Raquel me preguntó si me atraía Zhen.

Quedé atónito y sin saber que responder. La miré a los ojos y mientras meditaba una respuesta, Raquel completó su pensamiento.


  • DISFRUTAR DEL SEXO SIN TABUES.
  • … Más historias Eróticas…?
  • ?
  • Navegación de entradas!

En ese momento solo atiné a buscar su boca con desesperación y empezar con un mete y saca frenético hasta eyacular en su vagina. Me respondió de la misma manera y un gemido ahogado me indicó que había tenido un orgasmo maravilloso. Fue una noche diferente, la cogí como nunca antes imaginando que Zhen era la receptora de toda mi lujuria. Ya relajados y distendidos, luego de bañarnos, le pregunté por su cambio de actitud. Con una sonrisa pícara, me confesó que había congeniado con Zhen desde el primer momento.

Ella de una cultura diferente, la había invitado a una reunión de religiosos de su cofradía, donde le hicieron comprender que el placer sexual era fundamental. Raquel se había formado en una sociedad donde la iglesia consideraba como pecado gozar de una sexualidad plena. Me confesó que había comprendido que nada estaba prohibido dentro de una relación intensa en aras de satisfacer al ser amado y entregarse de cuerpo y alma. Había cambiado su manera de pensar. Bajó la mirada y asintió con un movimiento de cabeza.

Nos pusimos de acuerdo para vivir esa experiencia muchas veces soñada. Zhen fue la encargada de organizar la velada. Ella vestida con su uniforme azul marino con la pollera arriba de las rodillas dejaba ver el portaligas que sujetaba sus medias blancas. El amplio escote insinuaba el nacimiento de los senos sostenidos por un corpiño blanco.

Relatos Eróticos, Relatos Porno, Relatos XXX

Sus rasgos orientales enmarcados por su cabello renegrido tomado por un tocado blanco le daban el aire y el misterio de la mucama que yo había soñado en mis fantasías. Raquel, estaba radiante con su vestido negro largo. Un tajo desde el muslo dejaba entrever una media calada negra que resaltaba las magníficas formas de sus piernas. Sus pechos voluminosos insinuaban sus pezones turgentes a través del vestido ajustado. Zhen parecía tranquila y luego de finalizada la cena nos invitó a pasar a nuestro dormitorio.

Gays - Relatos Eróticos

Yo estaba nervioso e indeciso hasta que Raquel se aproximó y me besó. Me fui despojando de la ropa mientras ellas hacían lo mismo. Quedé desnudo y a medida que observaba a Zhen y a Raquel solo cubiertas por las medias y el portaligas mi miembro se fue endureciendo. Lo tomé con mi mano derecha y lo masturbé ligeramente. La primera que se acercó fue Zhen. Se arrodilló y comenzó a besarlo e introducirlo en su boca.

Iniciar sesión

Raquel sentada en un sillón, nos miraba y se masturbaba. Abría los labios mayores con una mano y dos de sus dedos de la otra entraban y salían de la concha humedecida por sus jugos. Les pedí por favor que se detuviesen pues iba a acabar. Los gemidos de Raquel, me anunciaron su orgasmo quien en un susurro me expresó su amor y su calentura. Eso fue solo el principio.